Comunicado de la Comunidad Parroquial San Miguel Arcángel de Calbuco

¡UNIDOS EN EL AMOR DE CRISTO!

Reunidos como Consejo Parroquial de la Comunidad Católica San Miguel Arcángel de Calbuco, constituido por todos los representantes de las distintas áreas pastorales de nuestra parroquia, queremos pronunciarnos con fuerza y claridad ante los últimos hechos suscitados en torno al suicidio del ex párroco P. Francisco Núñez Calisto y las confusas declaraciones que han surgido en algunos medios de comunicación por parte de un grupo de personas.

El actual contexto de renovación que estamos viviendo como Iglesia nos exige ser más coherentes con el mensaje de Jesús, advirtiendo y erradicando cualquier actitud contraria al evangelio. Para que nuestra vida de discípulos sólo sea seguir los pasos de Jesús por las sendas de la verdad y la justicia, tal y como él nos enseñó hace más de dos mil años.

Esta investigación y todas las que se siguen respecto a sacerdotes y consagrados aún están en curso, de modo que debemos ser cuidadosos en todo cuanto comunidad podamos comunicar para no afectar el desarrollo de las mismas. En consecuencia, cualquier información que no tenga el fin de aportar a Fiscalía en la búsqueda de la verdad y justicia constituye un entorpecimiento a esta investigación.

Comprendemos el dolor que está sufriendo la familia del P. Francisco por su trágica muerte. Como comunidad parroquial lamentamos su partida, el contexto de la misma y la dificultad que suscita esto para continuar la investigación de los hechos por parte del Ministerio Público y lograr, en definitiva, la búsqueda de la verdad y justicia que todos esperamos.

Lamentamos también los últimos hechos suscitados con posterioridad a su muerte por parte de cierto grupo de personas que haciendo declaraciones públicas e injuriosas con hostiles comentarios en redes sociales, no ha traído más que confusión a la comunidad y entorpecimiento a la investigación.

El contexto eclesial que estamos viviendo nos exige el mayor celo posible para no perder el rumbo. En este sentido, todos estamos exigidos a tratar con sumo cuidado y veracidad este tipo de temas. Dejando que los mecanismos de justicia operen y evitando todo tipo de manipulación posible.

En consecuencia, y a objeto de evitar confusiones en la comunidad, queremos aclarar lo siguiente:

1- Manifestamos públicamente que de ninguna manera nos sentimos representados por las declaraciones y manifestaciones públicas realizadas por este grupo reducido de personas, que por redes sociales y diversos medios de comunicación, sólo han buscado generar confusión y desinformar, perdiendo el foco de lo que realmente es importante.

2- Aclaramos que desde la Parroquia, vale decir, sacerdotes, consagrados y agentes pastorales no se ha emitido ninguna afirmación que involucre al ex párroco en delitos de índole sexual.

3- La investigación que inició el Ministerio Público se sitúa en un contexto general de indagatorias tendientes a perseguir cualquier hecho constitutivo de delito por parte de sacerdotes, consagrados o agentes pastorales de la Iglesia en Chile. De modo que todo cuanto pueda constituir un aporte de información al respecto deberá ser entregado a Fiscalía, por ser ellos el destinatario idóneo al respecto.

4- Nuestra comunidad se encuentra firme, unida y renovada en el compromiso por construir una iglesia coherente con el evangelio, Y no permitiremos que cualquier declaración irresponsable e injuriosa desinforme y divida a nuestra comunidad parroquial. Jamás de parte de nuestro administrador parroquial se han prohibido el ingreso y participación de jóvenes y adultos en las diferentes actividades pastorales o grupos de iglesia. Al contrario se han suscitado nuevos espacios de participación pastoral llenando de vitalidad el que hacer pastoral. Como por ejemplo:

Un comité económico conformado por 8 integrantes, quienes han ordenado y transparentado las finanzas de nuestra parroquia.

Una pastoral social reestructurada donde se han abierto nuevos espacios de atención solidaria como lo es la pastoral de migrantes.

Un área de prevención de abusos con el fin de manejar un protocolo de acción ante cualquier eventualidad en esa área y a su vez formar a nuestros agentes pastorales en prevención.

Pastoral de comunicación y difusión quienes han sido de mucha importancia para manejar la contingencia actual y ampliar cobertura de difusión de nuestras comunidades y la incorporación de la corriente de Renovación Carismática en el Espíritu y además de fortalecer todo lo demás que ya existía.

5- Creemos firmemente que todo tipo de manifestaciones irresponsables por parte de este grupo de personas sólo aportan confusión y no son dadas en este espíritu de búsqueda de la verdad y justicia que la Iglesia chilena tanto necesita. Éste no es el camino idóneo y mucho menos el camino adecuado para quienes de la mano de Cristo estamos empeñados en el esclarecimiento de la verdad y búsqueda de la justicia.

6- Las afirmaciones injuriosas hacia nuestro administrador parroquial y agentes pastorales solo entorpecen y acentúan gérmenes de discordia y división en nuestra comunidad. Siendo además un grave entorpecimiento a la investigación que está siendo llevada a cabo por el Ministerio Público.

7- La irrupción a la eucaristía fue el punto de quiebre para que unidos hoy digamos: “¡Basta! ¡Éste no es el camino!”. Todos estamos llamados a construir y ser Iglesia, en consecuencia, todos tenemos la responsabilidad de actuar cuando esta unidad se ve en peligro. Por eso, hacemos un llamado a detenernos y escuchar solo la voz de Dios en momentos en que no encontramos respuestas.

8. El consejo pastoral en pleno respaldado por todos sus agentes pastorales y la cofradía de fiscales “San Juan Bautista”, no estamos de acuerdo con la solicitud de renuncia del administrador parroquial Pbro. Juan Alberto Caamaño Gutiérrez, expresada por algunos manifestantes. Por el contrario manifestamos nuestro respaldo al P. Juan Alberto Caamaño y nuestro compromiso a seguir evangelizando con mucho más fuerza aun.

Que San Miguel Arcángel nos guíe, guarde y custodie nuestra fe como pueblo calbucano, confiados en el poder de Dios que ha dicho: sin mí no pueden hacer nada.

Firman y suscriben al documento los representantes de las diferentes áreas pastorales de nuestra parroquia:

Comunidad religiosa de la congregación Hijas de Santa Ana.

Hermana Adelina Gladys Griffiths Jara

Coordinadora consejo parroquial

Ilda Orellana Agüero

Secretaria consejo parroquial

Agripina de L. Miranda Oyarzo

Gestión Económica

Petar Yerko Rendic Miranda

Cofradía de fiscales

José Sergio Maldonado Bustamante

Fiscal Mayor Parroquia San Miguel Arcángel

José Arcadio Arenas Lemus

Patrón Mayor Parroquia San Miguel Arcángel

Jorge Pedro Melihuechun Parancán

Ministros de la comunión

Patricia Gagliardi Bustamante

Pastoral Social

Rosa Elba Reyes Altamirano

Pastoral Migrantes

María Eugenia Chacón Farías

Catequesis Urbana

Olga del C. Evens Valderrama

Catequesis Rural

Marcelo Humberto Loncón Uribe

Pastoral de Comunicación y difusión

Cecilia Maldonado Huenchucheo

Movimiento eclesial E.M.E.

Carmen Gloria Arjel Alvarado

Movimiento Renovación Carismática

Laura Iris Agüero Velásquez

1% recaudación CALI

Rosa Adela Morales Villegas

Coro parroquial

Soledad Barrientos Pérez

Pastoral misionera

Francisco Fabián Miranda Cárcamo

Relacionadora pública

Alejandra Yáñez Huirimilla

Pastoral de prevención de abusos

Sylvana Paredes Olavarría

Sagrado Corazón De Jesús

Gladis Vargas